Tormenta de amor

No tomes las tormentas como castigo, piensa que los vientos fuertes harán que tus raíces se hagan más profundas, para que tu rosal resista mejor lo que habrá de venir. Y cuando tus hojas caigan, no te lamentes, serán tu propio abono, reverdecerás y tendrás flores nuevas.

tormenta